El proyecto Cobre Panamá de la empresa Minera Panamá (filial de la Canadiense First Quantum, que presenta un 70 % de avance y todo indica que a finales de 2018 iniciará, como estaba planificando, los procesos de producción del concentrado de cobre para la exportación, para la cual ya realiza pruebas para el funcionamiento de su planta eléctrica ubicada en Punta Rincón, provincia de Colón.

El proyecto, que debe inaugurarse en el 2019, incluye la construcción de una planta generadora de energía eléctrica de 300 megavatios (MW, por sus siglas en inglés) a base de carbón. La energía generada por la nueva planta será utilizada primordialmente para garantizar la producción del concentrado de cobre que se estima a finales del 2018, aunque el excedente también contribuirá a la red nacional, mediante su interconexión con la subestación de Llano Sánchez en Aguadulce.

Debido a que esta planta cuenta con dos unidades de 150 MW cada una, el periodo de pruebas se realizará dos veces, con una duración aproximada de tres meses cada una.

A diferencia de otras plantas eléctricas en Panamá, está equipada con tres edificios para la reducción de emisiones, en los que se vigilan la calidad de la materia prima, el tratamiento de gases producto de la combustión del carbón y las cenizas, entre otros factores. Todo esto acompañado de un complejo sistema de monitoreo que incluye calidad de aire, marino-costero, emisiones, calidad de suelo y ruido.